Jornada 4: Fuerza Guaraní (Italia – Paraguay)

Impresionante el despliegue físico de los jugadores de la selección de Paraguay en este partido. Ganaron en entrega, en lucha y en fuerza ni más ni menos que a Italia. Un 4-4-2 con líneas muy estrechas fue la pócima para frenar la técnica de los azzurri. Lucas Barrios batallando arriba contra los centrales. Valdés siempre un delantero acostumbrado al choque. Riveros sobre Rossi. Parte de los movimientos y la tónica que tuvo el encuentro.

Por parte de los actuales campeones, sin Pirlo el esquema cambia. Lippi emplea el 4-2-3-1 con dos delanteros reconvertidos al medio, Iquinta y Pepe. Por el centro De Rossi, Montolivo y Marchisio. Montolivo en teoría es el llamado a suplir a Pirlo, sin embargo fue muy complicada la disputa en el terreno de juego. Ante la confusión y falta de claridad, aparece el todo terreno De Rossi, llevando el peso del juego. Así lo destaca la prensa italiana. A los campeones les cuesta llevar el peso del juego, y no logran generar ocasiones de goles. El empate cayó gracias a una mala salida del arquero paraguayo Villar, quedando el balón a los pies de De Rossi para igualar el marcador. Evidentemente nadie puede descartar a Italia, pero el descontento es muy generalizado.

Próximos partidos: Eslovaquia – Paraguay; Italia – Nueva Zelanda.